Marketing consciente o mindful marketing: ¿cuáles son sus beneficios?

  • twitter
  • linkedin
  • facebook
  • email

La sostenibilidad cada vez es más importante. En un mundo abarrotado de marcas y de contenido, trabajar desde un punto de vista socialmente responsable tiene más valor que nunca: no solo para obtener un posicionamiento de marca concreto, sino que también es necesario para conectar con el usuario. En este sentido, el marketing consciente promete ser un gran aliado para las marcas. 

El marketing consciente o mindful marketing propone acciones que atraen por completo a los usuarios y consiguen que piensen solo en ese preciso instante. Algo que, además, se hace como respuesta a los intereses de las personas y a los cambios que se producen en la sociedad. 

Esta forma de entender el marketing se caracteriza, en primer lugar, por su visión user centric. Asimismo, el marketing consciente está directamente relacionado con los valores, la empatía y con la vinculación a diferentes causas sociales. Esto implica que no solo se busca un beneficio propio y para los consumidores, sino que se pretende las acciones de la empresa vayan un paso más allá.

 

Tres beneficios de utilizar el marketing consciente

Apostar por estrategias basadas en la sostenibilidad supone, en primer lugar, ser consecuente con el entorno en el que cada compañía realiza su actividad e impulsar un cambio positivo. Pero, más allá de esto, hay algunos beneficios del marketing consciente que justifican aún más su uso. Desde Oink my god señalan los siguientes: 

  • Ayuda a incrementar el número de clientes. Los consumidores, especialmente los jóvenes como la generación Z o los Millennials, valoran el compromiso de las marcas. Por lo tanto, para atraerles y fidelizarles, es conveniente trabajar la parte social. 
  • Reforzar la identidad de la marca. Posicionarse también es diferenciarse. Crear un vínculo con una causa social repercute positivamente en el engagement y en la identidad de la marca.
  • Humanización de la marca. Cada vez más marcas aspiran a convertirse en human brands. Un proceso en el que el marketing consciente es de gran ayuda porque permite mostrar empatía y compartir inquietudes con los consumidores. 

 

¿Cómo se aplica el marketing consciente?

Para elaborar una estrategia de marketing consciente o mindful marketing no todo vale. Desde The Power business school recomiendan tener en cuenta los siguientes consejos: 

  • No perder de vista la razón de ser de la empresa. Las estrategias de marketing consciente solo tienen sentido si están alineadas con la empresa. Aquellas marcas que consigan ser una purpose brand tienen más posibilidades de éxito con sus acciones. 
  • Las acciones tienen que basarse en la empatía. Para que cualquier ejercicio de user centric sea efectivo, saber ponerse en el lugar del usuario es imprescindible. Para ello, desde The Power business school recomiendan practicas la escucha activa. Esto aportará información a la empresa sobre los valores e inquietudes de su público.
  • Ir al origen del problema. Las acciones de mindful marketing tienen un trasfondo mayor que el de buscar la satisfacción a corto plazo del público objetivo. El marketing consciente tiene un vínculo con la actualidad y los problemas sociales reales. En este sentido, los Objetivos de Desarrollo Sostenible pueden ser una guía útil. 
  • Los valores de la empresa tienen que dejarse ver en cada acción. No solo se trata de tener un propósito y hacer acciones vinculadas con él. El marketing consciente también tiene que mostrar los valores y la filosofía de la marca. De esta manera, cada comunicación será consistente e irá calando entre los usuarios. 
  • El greenwashing no vale. El greenwashing no tiene cabida en el marketing consciente. De hecho, tal y como te contamos en este post sobre publicidad sostenible, esta práctica cada vez tiene menos cabida. El compromiso que muestren las empresas debe ser real y no una simple fachada. 
  • El mindful marketing también se aplica a nivel interno. Otra de las claves del éxito de cualquier acción de marketing consciente es la implicación de las personas que forman la empresa. Para ello, es necesario que estén bien en la empresa y sientan orgullo de pertenencia. En este sentido, es aconsejable, tal y como explican desde The Power business School, hacerles partícipes del proceso de toma de decisiones o impulsar medidas de conciliación o teletrabajo. 
  • La transparencia tiene que formar parte de cada comunicación. Conseguir transmitir los valores de la empresa requiere también un ejercicio de transparencia. Que las marcas sean más humanas implica que tienen aciertos y errores. Y es conveniente hacer partícipe al público de todo: de lo que funciona y de lo que no. Para ello, el storytelling puede ser de gran ayuda.
  • Reflexionar. La sociedad cambia constantemente. Igual que lo hacen las personas y las empresas. Por ello, todas las acciones de marketing consciente tienen que progresar al ritmo que lo hace el entorno. Y conseguir esa actualización permanente pasa por analizar, revisar y reflexionar. 

El marketing consciente es, en resumen, el vehículo perfecto para poner en el mismo nivel a la marca y a sus consumidores. Así, este vínculo entre ambas partes se convertirá en una relación de tú a tú que, no solo beneficiará a marcas y usuarios, sino que también repercutirá positivamente en la sociedad. 

 

 

¿Conoces la  newsletter  mensual de  publicidad y marketing digital  de Adevinta? ¡Suscríbete  aquí  y no te pierdas las novedades del sector!

 

¿Quieres saber más sobre Adevinta Spain?