Pulso digital Adevinta: estos son los hábitos de consumo digital

  • twitter
  • linkedin
  • facebook
  • email

Tomar la temperatura al consumo es hoy más pertinente que nunca. Y, sobre todo, si hablamos de consumo en el plano online, que se ha convertido en un actor imprescindible a raíz de la pandemia. Para entender este nuevo paradigma, Adevinta Spain presentó recientemente la segunda edición del estudio Pulso digital Adevinta, que aborda todas las claves del consumo digital en España durante 2020 y 2021 y las previsiones para 2022. 

Para ello, Adevinta Spain ha aprovechado la actividad que se produce en sus marketplaces: Fotocasa, Habitaclia, InfoJobs, coches.net y motos.net y Milanuncios. Un conocimiento que, además, se complementa con una encuesta realizada a una muestra representativa de la sociedad española. ¿El resultado? Un termómetro preciso del presente y futuro del consumo digital en nuestro país. 

Se consolidan los hábitos de consumo digital 

En el último año se ha hablado mucho del crecimiento del e-commerce. Y es que, si antes de marzo de 2020 ya crecía a doble dígito, con el confinamiento y las restricciones de movilidad que llegaron con la covid-19, el volumen de compra online se disparó. 

Y, si bien sigue creciendo a buen ritmo, 2022 es el año para hablar de la consolidación de este tipo de consumo digital. Estos hábitos se han asentado en la población de nuestro país. Muestra de ello es que, según los datos del Pulso Digital Adevinta el 86 % de los españoles compra o vende productos o servicios por internet. Además, un 51 % lo hace de forma recurrente. 

En más de la mitad de los casos, el gasto familiar destinado a la compra online es superior a los 50 € al mes. Un dato que refleja un crecimiento de dos puntos porcentuales con respecto al gasto que se destinaba al e-commerce antes de la pandemia.

Como parte de esos hábitos de consumo digital que se consolidan también es relevante hacer referencia a la parte ofertante. Y es que, cada vez son más los particulares que también venden productos o servicios en internet. Concretamente, en 2021 este porcentaje se ha situado en el 58 %. 

Una actividad que Adevinta Spain también ha percibido en sus propios marketplaces. Por ejemplo, en Milanuncios se registraron algo más de 6,3 millones de anuncios de artículos en venta entre las categorías más populares de productos de segunda mano.

En el ranking de los productos más adquiridos por internet, los artículos de moda se posicionaron en 2021 en los más alto con un crecimiento de 3,5 puntos porcentuales con respecto a 2020. Seguidamente, se encuentran la tecnología y los artículos para el hogar. 

Así es el consumidor digital

Hay un proceso de decisión e investigación previo antes de que un comprador opte por un canal online. En los últimos años se venía imponiendo un modelo en el que la búsqueda de un producto comienza en internet y termina en un espacio físico. 

Sin embargo, este hábito poco a poco está cambiando y cada vez son más los que hacen tanto la investigación como la compra online. De hecho, uno de cada dos españoles ha optado por esta modalidad. Antes de la pandemia eran el 43 %; ahora este porcentaje se sitúa en el 48 % actual. 

Que las personas finalmente opten por la adquisición del producto por el canal digital se debe, en el 77 % de los casos tanto a la oferta amplia y variedad de productos como a la facilidad para comparar precios. Otros factores que destacan son la comodidad, la agilidad en la comparación de los productos o la buena gestión del proceso de compra. 

Otro de los motivos del auge y consolidación del e-commerce es la confianza que despierta en el consumidor: el 60 % de los consumidores ya confían en las tiendas online tanto como en las offline

Una cuestión a la que los consumidores españoles también prestan atención es a los comentarios y reseñas de producto. De hecho, siete de cada diez confían en los comentarios de otros usuarios. Un asunto que es determinante a la hora de decidir la compra, especialmente, entre los más jóvenes. 

Un 13,5 % de los consumidores de la Generación Z basa su decisión en los comentarios. Esta cifra decrece progresivamente conforme avanza la edad hasta llegar a los baby boomers (50-64 años), generación en la que solo el 4 % decide sus compras en función de los comentarios.

Tendencias y oportunidades en el e-commerce en 2022

El Pulso digital Adevinta también hace una previsión de tendencias en e-commerce para 2022, así como de las oportunidades que aparecen para el sector digital. En concreto, se abordan cinco cuestiones claves de cara al futuro inmediato: 

  • Se consolidan los hábitos de compra online. Cada vez serán más los compradores que van a optar por buscar información en internet sobre productos y servicios y, también, por finalizar el proceso de compra por este canal. 
  • Incremento de la confianza en el comercio digital. La palabra ‘confianza’ y todo lo que ello conlleva va a ser clave para el presente y futuro del e-commerce. Así, la previsión es que para 2022 la confianza incremente en dos puntos porcentuales hasta alcanzar al 62 % de los españoles. 
  • Sube la compra y venta de productos por este canal. La consolidación del e-commerce en 2022 queda patente con el 79 % de consumidores que afirma que comprará con la misma recurrencia. A ellos hay que sumar el 12 % que prevé incrementar su gasto (un 42 % en el caso de la población joven). 
  • Más compras en viajes, tecnología y moda. En 2022 la moda y la tecnología seguirán en el podio del consumo digital. A ellos, se unirá el sector de los viajes, que poco a poco seguirá recuperando el ritmo tras el frenazo de la pandemia. 

Cinco oportunidades para el sector digital en el e-commerce

Los nuevos hábitos de consumo digital traerán también oportunidades para el sector:

  • Aceleración tecnológica e inclusión. El sector digital cambia a un ritmo vertiginoso. Las innovaciones llegan y se integran con gran rapidez. Por eso, el trabajo coordinado de todos los players del sector repercutirá en una progresión conjunta. Un esfuerzo que, además, es necesario para evitar la discriminación tecnológica. Igual que será necesaria la colaboración público-privada para avanzar hacia una regulación eficaz e idónea. 
  • La apuesta por la sostenibilidad. Los usuarios cada vez están más concienciados y, como consecuencia, son más exigentes con la sostenibilidad. Las empresas, por lo tanto, tienen que apostar por adaptarse al entorno y convertir los criterios sociales en un elemento vertebrador de su actividad. En este sentido, los Objetivos de Desarrollo Sostenible serán una guía muy útil. 
  • La personalización como herramienta para conectar con el usuario. Uno de los riesgos de la digitalización es la despersonalización de las relaciones y, como consecuencia, un distanciamiento. Por lo tanto, es importante aprovechar la data y la tecnología para superar esa barrera. 
  • Usabilidad. Uno de los stoppers para el progreso del e-commerce se da en las dificultades para completar un proceso de compra. Por eso, las compañías deben apostar por soluciones adaptadas a las necesidades de los usuarios y que les facilite el recorrido. 
  • Adaptación digital. Atendiendo a la progresión de los hábitos de consumo, cada día parece más claro que adaptarse al entorno digital es imprescindible para la supervivencia de las empresas, independientemente de su tamaño. 

En definitiva, el futuro del e-commerce es prometedor y para que las buenas previsiones se conviertan en realidad está claro que habrá tres cosas que no podrán faltar: el trabajo coordinado entre players, la apuesta por la digitalización y, sobre todo, una estrategia user centric. 

 

¿Conoces la newsletter mensual de publicidad y marketing digital de Adevinta? ¡Suscríbete aquí y no te pierdas las novedades del sector!

¿Quieres saber más sobre Adevinta Spain?